Otoño contigo

Abro los ojos,
miro a mi izquierda,
contemplo como el otoño
se asoma a la puerta
que conforman sus pestañas.
Sonrío y cuido de sus sueños,
trato de regarlos cada día
para que sus hojas
no se vuelvan caducas.
Acaricio apaciblemente su pelo,
arropo con besos sus labios,
abrazo su pecho desnudo,
adiós a Berlín y mi muro.
Escrituro como mi casa
su fulgurante cuerpo celeste,
entrelazamos nuestras manos
el sol clarea por el este,
amanezco con ella en mi nido
nada mejor podía haber pedido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s