Azul Capri

Siempre fui ese azul capri que te esperaba estático, oculto tras la espesa bruma que sobrevolaba nuestras playas; que sobrevolaba playas, que sobrevolaba, sobrevolaba, y volé.