Te desvaneces

Te desvaneces. Dejas de volar para al fin establecerte en otro nido, susurras otro nombre, barajas astutamente tus cartas mientras sonríes sobre otros labios. Te perdí y no solo la pista, gané, entremedias, una bonita cicatriz. Me miro a mi misma acaricio pausadamente mi boca te evoca sin remedio mi mente, golpea con fuerza mi…