Los bancos de madera

Las tablas de madera acomodan los bancos. Son fieles testigos de sueños, de promesas vacías, de en tu casa o en la mía, de lamentos, de ideas, de operaciones de la DEA, de brindis nocturnos con cerveza barata, mañanas de resaca porque el garrafón te remata, sonrisas dibujadas al fresco dormir frente al mar sin…

Quiero ser tu canto libertario

Quiero. Quiero bailar con la suerte, besarla bajo la lluvia, abrazarla bien fuerte, sonreír mientras diluvia por ser yo tan mía y ella decididamente suya. Quiero navegar sus lunares vivir en el cielo de sus ojos, recitarle versos en días pares, plantar mis nervios en manojo, regar su felicidad a diario quiero ser su canto…