IMG_20170704_164657_082

A menudo te pienso y no sé por qué aún te verso. No lo sé, no sé si eres tú la que pica al timbre de mi puerta y sale corriendo por miedo. Aún vives con ese estúpido miedo a que, al abrir la puerta, los versos se conviertan en besos, que nuestra pequeña locura transitoria no tenga jamás remedio y tienes miedo. Te asustas porque sabes que amar no da dolores de cabeza que la culpa la tiene el sentirnos en cada latido, el querernos hasta arañarnos, sin querer queriendo los lugares más recónditos de nuestras almas. Puede que de ahí venga lo de que arañas.

¿Estás ahí musa? -Asomo mi cabeza inquieta a través de la puerta-. La musa que araña -suspiro-. Oh! creo que ya no estás.

Idiota de mí, siempre te escondes detrás de la misma farola, esa con la bombilla fundida, rendida, cansada de tanto ocultarte que ha apagado su luz y echado el cierre. Rimpiattino, cache-cache, escondite, hide and seek. Giocare, jouer, jugar, play. Llámalo como quieras.

¿Jugamos al que yo me sé? Jugamos a eres todo lo que un invierno soñé.

TAMARA CAMINO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s