Ya no

IMG_20170420_105359_695.jpg

 
Abrí la caja fuerte dónde habitaban mis sentimientos y su risa de hiena apagó el calor de mi mirada. Volvió el temporal a mis ojos en forma de lluvia torrencial. Sumida en la tristeza subí al coche del rencor, mi corazón había perdido el control de mi sístole y mi diástole era incapaz de frenar, acabaríamos por chocar. Y chocamos. Chocamos contra el árbol de los sueños rotos regentado por las chicas vendehumo y las mujeres vendemotos. No logré salir del automóvil estaba en shock me quedé inmóvil.

Ella no era mi musa, ya no. Ya no era musa ni nuestros labios soñaban con abrazarse. Ya no. Ya no volverán nuestras manos a entrelazarse, no volverá a hacer mi vello erizarse ni le regalaré esos buenos días que le alegran al despertarse.

Ya no.

TAMARA CAMINO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s