Miradas

IMG_20161031_130056.jpg

 

Y me vi brillando en sus ojos,
y se reflejó, sonriente, en los míos.

Ella me miraba con avidez,
yo la observaba con apetencia,
perdimos todo rastro de sensatez
e invocamos a la indecencia.

Comenzamos a desvestir a la codicia,
regalamos infinitas caricias al alba,
y fue tan grande nuestra avaricia
que saciamos con besos la sed de nuestras almas.

Y la vi brillando en mis ojos,
y me reflejé, sonriente, en los suyos.

TAMARA CAMINO.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s