Miradas

  Y me vi brillando en sus ojos, y se reflejó, sonriente, en los míos. Ella me miraba con avidez, yo la observaba con apetencia, perdimos todo rastro de sensatez e invocamos a la indecencia. Comenzamos a desvestir a la codicia, regalamos infinitas caricias al alba, y fue tan grande nuestra avaricia que saciamos con…

Se cierra el círculo

  NOVIEMBRE, 2015. Éramos un pareado de dos años que se agrieta, éramos dos almas diferentes acercándonos al final y no a la meta. Fueron dos años de idas y venidas, momentos intensos en los que mis latidos huían en una estampida. El mundo gritaba sal de ahí, huye, pero yo me engañaba con un…

No tengo fuerzas para rendirme

“Hay momentos en los que me agoto en los que pierdo el fuelle por la boca, hay otros en los que me enfado y exploto y nadie en el mundo me apoca. Hay injusticias que me queman,me duelen, como el mamonerío con el gobierno, me jode que con nuestro futuro jueguen y que de igual…

Tú y yo contra el mundo

“No tengas miedo a la libertina opinión ni a que vaya repentinamente a cambiar de rumbo recuerda lo que te susurró al oído mi corazón: Siempre, tú y yo contra el mundo”. TAMARA CAMINO.

DONDE SEA PERO CONTIGO

  “Cuatro palabras que lo son todo cuando aún no se ha construído nada, que provocan que hasta mi último recodo suspire con que seas su próxima parada: DONDE SEA PERO CONTIGO”. TAMARA CAMINO.

Cicatrices de guerra

“Ella es la mujer más valiente se agarra con uñas a la vida, con esa fuerza en su mente que le impide la caída. Ella muestra con orgullo sus cicatrices de guerra, intenta dormir con su arrullo a su nieta, los ojos cierra. Ella se despierta cada día plantando al cáncer batalla, hoy por fin…

Infinito

“Ella soñaba con algo eterno como de niña su inocencia, o el gélido frío en mis inviernos cuando carezco de su presencia. A ella le gustaba el arte moderno, contar en érase una vez sus vivencias y divagar entre esos recuerdos que regala sonriente, me pierdo. Ella es un mar apacible, yo una ola demasiado…

Luces y sombras

“Luces y sombras, revuelven mi habitación mi mirada se asoma se posa sobre mi colchón. Me atrapa la oscuridad, la soledad tras la lascivia, mimetizarnos sin amar solo por momentos alivia. Qué cruel es mi corazón que solamente anhela amar, rechazando mi abstracción intenta a la lujuria alejar. Qué difícil es controlar a mi alma…

Promesas vacías

“Todos los días ella me regalaba los oídos, los envolvía de labia, de promesas vacías. Todos los días, hacía que sentía amor, que me correspondía, pero mientras los labios hablaban los ojos delataban que mentía. Y la mentira se hizo poesía y yo me sentí poeta. Me di cuenta de que solo era un kilómetro…

Yo te beso, tú me versas

“Yo te beso, tú me versas. Yo te regalo mil caricias que transformas en poema, me confirmas que soy el lexema que como morfema te vicia. Yo te regalo mi alma, porque el alma es pureza, y tu crees perder la cabeza y el norte de tu calma. Yo te abrazo cual koala, te colmo…

Nos enseñaron

“Nos enseñaron paso a paso que quien no llora no mama, que si nadie nos hace caso siempre nos arropará la cama.   Nos enseñaron a ser buenos, nadie nos preparó para fracasar, yo vivo con temor a los truenos y he descartado quererme casar.   Nos enseñaron a amar, pero no a hacer frente…

Como Mohammad Ali

“Ya sé que suena increíble pero soy como Mohammad Ali: LIBRE. En esto de la vida no hay obstáculo que me desequilibre”. TAMARA CAMINO.